Blog de Sergio Andricaín


14 comentarios

Parejas

many-hands
Ella le vio, y supo al instante que aquel hombre estaba hecho a su medida; entonces decidió compartir el resto del camino junto a él, siempre tomados de la mano, en las verdes y en las maduras.
Él lo vio, y enseguida tuvo la certeza de que eran el uno para el otro; así que, sin pensarlo dos veces, le propuso seguir juntos por la vida, hombro con hombro, en las malas y en las buenas.
Ella la vio, e inmediatamente comprendió que aquella mujer era una parte de sí que le faltaba; fue entonces que le pidió marchar abrazadas en lo adelante, en tiempos de desdicha y de bonanza.
Tres parejas, tres formas del amor.
Anuncios